En México y en muchos países latinoamericanos, presentar a un niño cuando cumple 3 años es toda una tradición entre las familias. Este evento no se equipara a la importancia y gasto que representa celebrar unos XV Años, una Primera Comunión o Bautizo, pero sin lugar a dudas, es un acontecimiento ...